Muchos blogs de emprendimiento y negocios, dan tips para empezar tu empresa. Entre esos he leído entradas que dicen cosas como “¿Qué tienen en común los grandes emprendedores y CEOs?” y aparecen cosas como:

Se levantan a las 5:00am para salir a trotar, luego revisan el mail y llegan a la oficina a las 7:30. Comen sano. Comparten sus aventuras y dan consejos en sus blogs personales. Dan charlas sobre cómo llegaron a ser lo exitosos que son. Tienen herramientas de productividad que les ayudan en su día a día. Tienen rutinas estrictamente establecidas que cumplen todos los días. Y hay muchos emprendedores que se dejan llevar por las probabilidades, y dicen “si hago esto mismo, hay más posibilidades de ser exitosos”. Bueno, eso es una mierda. No por tener los mismos hábitos que esa gente, vas a ser igual de exitoso. No digo que lo que ellos hacen no sirva, solo digo que no se aplica a todo el mundo. Lo que hace a una persona “exitosa” es el trabajo, trabajar de forma inteligente, no necesariamente “duro” como creen algunos. Generalmente cuando se entrevista a un emprendedor 4 años después de empezar, cuando al fin es exitoso, dice que al principio trabajaba de 9:00am hasta las 9:00pm, y los emprendedores que escuchan esto, le copian. Incluso hacen la hora para trabajar “más”. Esto no sirve. ¿Por qué quedarse más horas trabajar solo por el hecho de hacerlo? Hay personas que son mucho más productivas trabajando algunas horas al día que la que está todo el día en la oficina, haciendo nada.

El punto es que hay cosas que se aplican a cierto tipo de personas. No todos los que siguen los puntos que puse al principio, van a llegar al éxito. Lo que hay que hacer es buscar la forma propia de ser productivo y cumplir con las tareas diarias. Busca la forma de trabajar feliz día a día, no hagas cosas que los demás hacen para lograr sus metas, usa tus métodos propios.

En resumen: haz lo que sea necesario para ser exitoso, pero no copies hábitos que no aplican a tu personalidad. Hay gente que trabaja mejor en las mañanas, otras en las noches. Los consejos no aplican a todos. ¿Si tu amigo come caca, tu también lo harás? Las madres son sabias.